Disponer de una báscula va a hacer mucho más sencillo sacar un espresso rico. Si no tienes báscula, puedes mirar esta entrada: Preparar espresso sin báscula.

Cuanto mejor sea la báscula, más cara va a ser. Pero, ¿cómo es una báscula mejor? Las dos cosas que marcan la calidad de una báscula son la precisión y la velocidad de respuesta. Las básculas baratas, tardan en dar el peso y no son muy precisas, pero no es problema, se puede empezar con una báscula barata, sólo necesitamos que marce décimas de gramo. La falta de precisión en décimas de gramo no es muy importante, la falta de precisión en gramos (una báscula barata que sólo marque gramos puede dar errores de 1 a 5 gramos que convertirán tu café en un desastre).

  1. Pesamos de 15 a 17 gramos de café molido en el portafiltros. La cantidad que elijamos será la misma siempre.
  2. Distribuimos y tampeamos.
  3. Activamos un segundo la bomba de la máquina para limpiar la ducha.
  4. Ponemos el portafiltros y activamos la bomba.
  5. El resultado tiene que ser entre 30 y 40 gramos de café líquido extraído en 25 a 30 segundos.
  6. Si ha salido menos cantidad de café movemos el molino a un poco más grueso y purgamos el molino (sacamos los primeros 5 gramos y los desechamos)
  7. Si ha salido más cantidad de café movemos el molino a un poco más fino y purgamos el molino.
  8. Repetimos hasta que tengamos el resultado deseado.

No es difícil. Parece pesado. Con la práctica lo conseguirás en menos de 5 minutos cada vez que ponga un café nuevo. Mientras sigas con el mismo café el resultado no cambiará mucho y no tendrás que ajustar.

Otras páginas de Café en Casa

Qué necesito para hacer un espresso en casa

Preparar espresso en casa sin báscula.