Nunca comprar café torrefacto.

¿Torrefacto?

Se añade hasta un 15% de azúcar al café antes de tostarlo, esto hace que el resultado sea una mezcla de caramelo quemado y café. Así que el sabor "más fuerte" que se anuncia es realmente más sabor a quemado. Cuando lo pones en un vaso lleno de leche con tres sobres de azúcar, ni se nota y deja la bebida con un color más oscuro. Pero podrían poner tinta de calamar que el resultado sería mejor.

Si se compran los peores cafés y se les añade un 15% de azúcar, el resultado es un producto que deja la leche negra que puedes vender mucho más barato ya que los costes son ínfimos.

Es tan importante el torrefacto en España que la regulación solo obliga a poner en los envases si el tueste es natural o torrefacto. Nada más. No hay que especificar el origen del café, ni si es robusta o arábica.

Nunca metas café torrefacto en tu molino

El caramelo se quedará pegado a las muelas y probablemente te las bloqueará. Además perderás la garantía del molino.

¿Cómo lo identifico?

Son granos negros y pegajosos. No hay fallo.

Un experimento interesante es comprar un paquete de torrefacto (molido para no romper el molino), un paquete de café comercial barato y un paquete de café bueno. Haz una cata con los tres cafés, viendo las diferencias en aroma del molido y de la preparación con agua.

No te equivoques

En italiano "torrefatto" significa tostado y "miscela" se denomina a una mezcla de cafés de distintos orígenes o variedades.